Imprimir

PREPARACIÓN:

 

Corte el pescado en laminillas muy delgadas. En un litro de agua eche la tres cucharadas de sal y haga que se disuelva en esa solución eche el pescado y déjelo durante 3 o 4 minutos. Saque el pescado del agua salada y lávelo bajo el chorro de agua corriente hasta quedar con sabor normal. Colóquelo ahora en un recipiente y cúbralo con el jugo de limón, déjelo así por cinco minutos. Colóquelo en un una fuente de servicio, rocíelo con aceite de oliva y pimienta, adorne la fuente con rodajas de limón, salpique con perejil picado y sirva.